ıllı El Portal de las Mujeres del Siglo XXI (2018)

SALUD, BELLEZA, MATERNIDAD, TRABAJO, POLÍTICA, CIENCIA, ARTE, MODA Y ACTUALIDAD FEMENINA

 !Selecciona tu Idioma!

ıllı Directorio Internacional de Mujeres del Mundo:

ıllı María Teresa de Saboya-Carignano wiki: biografia, edad, pelicula y libro

COMPARTE EN TU RED SOCIAL PREFERIDA:

mujeres del mundo

salud  ıllı María Teresa de Saboya-Carignano wiki: biografia, edad, pelicula y libro 


Sus primeros años de vida

La familia del duque de Penthièvre, retratada por Jean-Baptiste Charpentier le Vieux.

María Teresa era hija de Luis Víctor de Saboya, Príncipe de Carignano, y de Cristina Enriqueta de Hesse-Rothenburg. Se crio en Turín y fue educada en un régimen estricto y riguroso, lejos de las intrigas y conspiraciones de la corte de Francia. Era dulce, prudente y piadosa, virtudes que indujeron al Duque de Penthiève a elegirla como esposa de su hijo Luis Alejandro de Borbón (mil setecientos cuarenta y siete-mil setecientos sesenta y ocho), «príncipe de Lamballe». El príncipe llevaba una vida bastante desvanecida y su padre creyó que una esposa virtuosa conseguiría moderar sus costumbres.


María Teresa se casó en mil setecientos sesenta y siete con el príncipe de Lamballe, uno de los más ricos de Europa, nieto del conde de Toulouse y descendiente de Luis XIV y de su amante, madame de Montespan. El matrimonio fue un definitivo descalabro y María Teresa no llegó a conocer la dicha. Prontísimo el príncipe reanudó sus hábitos de juerguista y abandonó a su esposa.


En mil setecientos sesenta y ocho, cuando la princesa contaba diecinueve años, su marido murió a raíz de una enfermedad venérea. Desde entonces, vivió con su suegro y, juntos, se dedicaron a diferentes obras beneficiosas y dadivosas.


Vida en la Corte

María Luisa retratada en mil setecientos ochenta, por Rioult.

En mil setecientos setenta el delfín Luis, futuro Luis XVI, contrajo matrimonio con la archiduquesa María Antonieta, ocasión en la que las dos damas se conocieron. Desde mil setecientos setenta y uno la princesa efectuó usuales visitas a la Corte y se acercó a la Delfina, que vio en ella una amiga segura y franca. Cuando María Antonieta accedió al trono en mil setecientos setenta y cuatro, prosiguió sosteniendo su amistad con la princesa de Lamballe y los cotilleos de una relación lésbica comenzaron a enturbiar su amistad. Mientras que, la princesa prosiguió preservando su carácter piadoso y recogido y la reina fue volviéndose poco a poco más frívola. En mil setecientos setenta y cinco la reina ofreció a su "amiga del ánima" el cargo de superintendente de su palacio, lo que quería decir que debía planear las diversiones de la reina, mas esta enseguida se percató de que la princesa era exageradamente formal y se aburría. María Antonieta prefirió la arrogancia y el atrevo de Mme. de Polignac. A pesar de que la reina abandonó a la princesa, esta no llegó a olvidarla entendiendo, a lo largo de un tiempo, sería la condesa de Polignac la que ocupara su sitio de amiga devota. Para completar su tiempo, la princesa se fue al campo y allá retomó sus actividades dadivosas y también ingresó en la Francmasonería. En mil setecientos ochenta y uno fue nombrada directiva de todas y cada una de las logias escocesas regulares de Francia. En mil setecientos ochenta y nueve la Revolución gravitaba ya sobre Francia y la reina comenzó a tomar conciencia de sus equivocaciones. María Antonieta se volvió más prudente y se aproximó nuevamente a la princesa de Lamballe, aproximación tan habitual que, la condesa de Polignac, abandonó Versalles y a la reina.


Durante la Revolución

La princesa retratada por Elisabeth Vigée-Lebrun.

En octubre de mil setecientos ochenta y nueve la familia real regresó a París y la princesa se fue con ellos a la vivienda de las Tullerías. La princesa de Lamballe fue una de las últimas personas con las que la reina pudo contar y su amistad se volvió más íntima. En mil setecientos noventa y uno la reina notificó a la princesa de su proyecto de huir de Francia. La Familia Real fue detenida en Varennes. La princesa logró salir de Francia y se refugió en Inglaterra. A lo largo de ese tiempo las dos intercambiaban rebosante correspondencia en la que la reina le probaba sus sentimientos: "Tengo necesidad de vuestra tierna amistad, la mía os la probaré en el momento en que os vea", escribió María Antonieta en el mes de junio de mil setecientos noventa y uno.

Grabado representando la muerte de la princesa.

A finales de ese año la reina rogaba a la princesa que no retornase a París, mas esta, preocupada por la fortuna de la reina, dejó Inglaterra y volvió a las Tullerías.


Hay una versión que afirma que recibió una carta de Francia aparentemente de María Antonieta con data del catorce de agosto. La misiva era corta y escrita con mano temblorosa y en la que le suplicaba "Ven a mí en seguida, corro gran riesgo". Cuando María Antonieta vio a su amiga estaba sorprendida y le preguntó a Lamballe por qué razón había regresado a París. Entonces las mujeres se percataron de que la misiva era falsificada y llegaron a la conclusión de que la persona que más se favorecía con la muerte de Lamballe y que era el más probable tras la misiva era el duque de Orléans, su cuñado. Lamballe como viuda del único hijo del fantásticamente rico duque de Penthievre, habría debido compartir las riquezas con el único hijo del duque de Orléans. La baronesa de Courtot recordó como Lamballe dijo: "Felipe de Orleáns, esto tiene tu hechura" (Mari Thérèse The Fate of Marie Antoinette's Daughter Susan Nagel P ciento veintiocho)


El diez de agosto de mil setecientos noventa y dos la muchedumbre invadió el palacio y la princesa, siguiendo a la Familia Real, se refugió en la Reunión Nacional. Allá se generó el destronamiento de los reyes y se decidió conducirlos al Temple, siendo detenida asimismo la princesa. Diez días después apartaron a cuantos no pertenecen a la Familia Real y las 2 amigas debieron despedirse. La princesa fue conducida a la cárcel de la Forcé.


El dos y tres de septiembre de mil setecientos noventa y dos la muchedumbre asaltó las cárceles y la princesa fue una de las víctimas de las llamadas matanzas de septiembre. Sus verdugos se encarnizaron con su cuerpo y con la imagen que representaba. La princesa fue degollada y su cuerpo fue sometido a diferentes vejaciones; muchos mojaron el pan en la sangre de la princesa ya antes de comérselo otros usaron su piel, otros despedazaron el cadáver que fue primero arrastrado hasta le Palais Royal, vivienda de la dama de Orleans. Su cabeza fue peinada y maquillada ya antes de ponerla en la punta de una pica que, ahora, pasearon frente a las ventanas de la cárcel tras las que se hallaba María Antonieta. La reina no llegó a verlo mas, sorprendida por el vocerío, preguntó a su guarda qué ocurría, a lo que este respondió: "es la cabeza de Mme.Lamballe que han querido venir a mostraros". María Antonieta, al conocer esta nueva, se cayó, hecho sobre el que años después su hija diría: "Fue la primera vez que vi a mi madre perder sus fuerzas."La princesa de Lamballe fue una amiga leal hasta el final, pese a las aciagas consecuencias de sus actos.


COMPARTE EN TU RED SOCIAL PREFERIDA:

mujeres del mundo


  ELIGE TU TEMA DE INTERÉS: 


autoayuda.es

 Las Mujeres del Mundo 

autoayuda.es   BUSCADOR FEMENINO    

 

USUARIOS:

Hay 253 invitados y ningún miembro en línea

mujeres del mundo

mujeres del mundo

mujeres del mundo

 

mujeres del mundo

Está aquí: Inicio > [ MUJERES del MUNDO ] > ıllı María Teresa de Saboya-Carignano wiki: biografia, edad, pelicula y libro

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Ver políticas