ıllı El Portal de las Mujeres del Siglo XXI (2018)

SALUD, BELLEZA, MATERNIDAD, TRABAJO, POLÍTICA, CIENCIA, ARTE, MODA Y ACTUALIDAD FEMENINA

 !Selecciona tu Idioma!

ıllı Directorio Internacional de Mujeres del Mundo:

ıllı María Eugenia Casinelli de García Irureta Goyena.html wiki: biografia, edad, pelicula y libro

COMPARTE EN TU RED SOCIAL PREFERIDA:

mujeres del mundo

salud  ıllı María Eugenia Casinelli de García Irureta Goyena.html wiki: biografia, edad, pelicula y libro 


El veinticuatro de agosto de mil novecientos setenta y seis, a lo largo de la dictadura militar autodenominada Proceso de Reorganización Nacional (mil novecientos setenta y seis-mil novecientos ochenta y tres) fue secuestrada-desaparecida su hija María Claudia García Irureta Goyena, encinta de 7 meses y su yerno a Marcelo Ariel Gelman, hijo del versista Juan Gelman.


Durante múltiples meses procuró a sus familiares sola y sin apoyo, hasta el momento en que empezó a relacionarse con otros familiares y abuelas buscando a sus nietos. El quince de mayo de mil novecientos setenta y siete firmó al lado de otras 12 abuelas un hábeas corpus colectivo en forma de carta dirigida a la justicia de Morón, en el que hacían saber la existencia de bebés desaparecidos y pedían que no se suspendieran las adopciones. La carta ha sido considerada documento histórico y antecedente inmediato de la constitución de las Abuelas de Plaza de Mayo a fines de ese año. Un fragmento de exactamente la misma dice:


Se relacionó con el primer conjunto de madres y familiares que se empezaron a reunir en la Plaza de Mayo, que entonces fue conocido como Madres de Plaza de Mayo. En el mes de octubre de mil novecientos setenta y siete recibió la convidación de Alicia Zubasnabar de De la Cuadra, "Licha", asimismo partícipe de las rondas de las Madres, para formar un conjunto singular de abuelas buscando a sus nietos desaparecidos. Fue una de las doce mujeres creadoras de Abuelas de Plaza de Mayo. Su nieta, Macarena Gelman, fue encontrada en Montevideo y restablecida en el primer mes del verano del dos mil, después de una intensa campaña de presión dirigida por Juan Gelman frente al gobierno uruguayo.


El golpe para derrocar al gobierno del veinticuatro de marzo de mil novecientos setenta y seis estableció un régimen terrorista que tuvo como eje la desaparición forzada de los opositores y la imposición de un tiempo de terror destinado a eludir cualquier reclamo; el solo hecho de consultar por el paradero de un familiar detenido-desaparecido era arriesgado y podía resultar por su parte en la detención-desaparición. En ese instante la situación de indefensión y también impotencia de los familiares de las personas desaparecidas era extrema, en tanto que ninguna democracia del planeta, ni la Iglesia Católica, de gran repercusión en el país, o bien las organizaciones internacionales humanitarias, estaba presta a condenar las crueldades cometidas por el régimen militar y, por contra, en ciertos casos colaboraban con la opresión ilegal. Tampoco era posible recurrir al sistema judicial, en tanto que los jueces argentinos rechazaban de manera sistemática los recursos de hábeas corpus.


En esas condiciones un conjunto de madres, progenitores y familiares de los desaparecidos comenzaron un movimiento de resistencia no violenta, que se volvería histórico. La propuesta brotó de Azucena Villaflor, entonces desaparecida y asesinada por la dictadura:


El treinta de abril de mil novecientos setenta y siete empezaron a marchar cada jueves en torno a la Pirámide de Mayo, en la plaza del mismo nombre, ubicada en frente de la casa de gobierno. Para llamar la atención las mujeres decidieron cubrirse el pelo con un pañal de lona blanco. El conjunto recibió de forma rápida el nombre de Madres de Plaza de Mayo y por su sola presencia empezó a ejercer presión nacional y también internacional sobre el destino de las personas que desaparecían en la Argentina. En un inicio el régimen militar procuró explicar la presencia de esas personas caminando en torno a la pirámide, manteniendo que se trataba de "locas". Entre estas madres-abuelas se hallaba Alicia Zubasnabar de De la Cuadra, "Licha", quien había empezado a participar en las rondas en el mes de septiembre de mil novecientos setenta y siete, así como su esposo y Hebe de Bonafini.


Por ese entonces María Isabel Chorobik de Mariani había empezado a buscar a otras madres de desaparecidos que, como , asimismo estuviesen buscando a sus nietos. Mariani había sido impulsada a agruparse con otras abuelas por Lidia Pegenaute, una letrada que se desempeñaba como asesora de menores en los tribunales de La Plata, donde aquella procuraba inútilmente localizar alguna solución para su caso. La doctora Peganaute, fue una de los casos inusuales de funcionarios del poder judicial, que cooperaron auténticamente con los familiares de desaparecidos. En el segundo semestre de mil novecientos setenta y siete Mariani fue a buscar a De la Cuadra a su casa de La Plata:


Ese día María Isabel Mariani y Alicia de De la Cuadra tomaron la resolución de agruparse como abuelas y esta convocó a aquellas que conocía de las rondas de todos los jueves en Plaza de Mayo.


Las 12 madres-abuelas creadoras fueron: María Isabel Chorobik de Mariani, Beatriz H. C. Aicardi de Neuhaus, Eva Márquez de Castillo Distritos, Alicia Zubasnabar de De la Cuadra, Vilma Delinda Sesarego de Gutiérrez, Mirta Acuña de Baravalle, Haydee Vallino de Lemos, Leontina Puebla de Pérez, Delia Giovanola de Califano, Raquel Radio de Marizcurrena, Clara Jurado y María Eugenia Casinelli de García Irureta Goyena. Licha Zubasnabar fue su primera presidente. En un inicio adoptaron el nombre de Abuelas Argentinas con Nietitos Desaparecidos mas en mil novecientos ochenta acabaron adotando la denominación por la que eran reconocidas, Abuelas de Plaza de Mayo.


Este subgrupo de Las Madres entendió que la situación de los pequeños secuestrados por las fuerzas de seguridad, era diferente de la de sus progenitores y que se precisaban estrategias y metodologías concretas para recobrarlos. "Buscar a sus nietos sin olvidar a sus hijos", fue la consigna que las reunió.


Durante la dictadura militar y pese a los peligros, las Abuelas de Plaza de Mayo empezaron una labor detectivesca para encontrar a sus nietos, sin desamparar la busca de sus hijos, al unísono que emprendieron una acción de sensibilización nacional y también internacional sobre los pequeños desaparecidos y el hurto de bebés.


Una vez recuperada la democracia el diez de diciembre de mil novecientos ochenta y tres las Abuelas fomentaron la utilización de los últimos adelantos genéticos para establecer un sistema de identificación de los nietos apropiados, sin antecedentes en el planeta y presionaron a fin de que el Estado enjuiciara a los responsables de los secuestros de los pequeños, considerándolo como una parte de un plan represivo.


COMPARTE EN TU RED SOCIAL PREFERIDA:

mujeres del mundo


  ELIGE TU TEMA DE INTERÉS: 


autoayuda.es

 Las Mujeres del Mundo 

autoayuda.es   BUSCADOR FEMENINO    

 

USUARIOS:

Hay 577 invitados y ningún miembro en línea

mujeres del mundo

mujeres del mundo

mujeres del mundo

 

mujeres del mundo

Está aquí: Inicio > [ MUJERES del MUNDO ] > ıllı María Eugenia Casinelli de García Irureta Goyena.html wiki: biografia, edad, pelicula y libro

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Ver políticas