ıllı El Portal de las Mujeres del Siglo XXI (2018)

SALUD, BELLEZA, MATERNIDAD, TRABAJO, POLÍTICA, CIENCIA, ARTE, MODA Y ACTUALIDAD FEMENINA

 !Selecciona tu Idioma!

ıllı Directorio Internacional de Mujeres del Mundo:

ıllı Klara Hitler wiki: biografia, edad, pelicula y libro

COMPARTE EN TU RED SOCIAL PREFERIDA:

mujeres del mundo

salud  ıllı Klara Hitler wiki: biografia, edad, pelicula y libro 


Infancia y juventud (mil ochocientos sesenta-mil ochocientos ochenta y cinco)


Klara Pölzl nació en mil ochocientos sesenta en Spital, una pequeña localidad al norte de Austria. Sus progenitores eran Johann Baptist Pölzl, un pequeño granjero, y Johanna Hiedler, matrimonio que tuvo once hijos de los que solo subsistieron 3 a la infancia: Klara, la mayor, Johanna y Theresia. El abuelo materno de Klara era Johann Nepomuk Hiedler (o bien Hüttler, el apellido significa «pequeño dueño rural» y se halla en la documentación de la temporada con diferentes grafías) cuyo hermano, Johann Georg Hiedler, se había casado con Maria Anna Schicklgruber, la madre de Alois Hitler y, por lo tanto, abuela del propio Adolf Hitler. Puesto que en el registro bautismal de Alois aparece en blanco el nombre del padre, no no hay duda de que este fuera el propio Georg sino más bien Nepomuk, quien al poco de fallecer Maria Anna se llevó a Alois a vivir a su granja. En todo caso Klara y Alois estaban de manera estrecha relacionados y esta inseguridad sobre la identidad de uno de sus abuelos dio pie a especulaciones sin fundamento sobre la posible ascendencia judía de Adolf Hitler.


Klara se trasladó a Braunau am Inn en mil ochocientos setenta y seis, con dieciséis años de edad, para servir como criada en casa de su primo Alois y su primera esposa, Anna Glassl. Alois, que tenía entonces 39 años y trabajaba como funcionario de aduanas, empezó poco después una relación con Franciska Matzelberger, una joven sirvienta con la que comenzó a convivir solamente separarse de Anna en mil ochocientos ochenta. Franciska demandó que Klara abandonase la casa, se casó con Alois en mil ochocientos ochenta y tres y tuvieron 2 hijos, mas cuando en mil ochocientos ochenta y cuatro murió de tuberculosis, Alois hizo regresar a Klara a Braunau.


Matrimonio con Alois Hitler (mil ochocientos ochenta y cinco-mil novecientos tres)


Klara se casó con Alois Hitler el diecisiete de enero de mil ochocientos ochenta y cinco y en el mes de mayo nació su primer hijo, Gustav. Por año siguiente tuvieron a su segunda hija, Ida, y en mil ochocientos ochenta y siete a Otto, que murió a los poquitos días de nacer. Gustav y también Ida asimismo murieron de difteria unos meses después que Otto.

El monasterio de Lambach, donde Adolf Hitler recibió clases de canto en 1897/98.

El cuarto hijo de Klara y Alois y el primero que subsistió a la niñez, Adolf Hitler, nació a las 6 y media de la tarde del veinte de abril de mil ochocientos ochenta y nueve. En mil ochocientos noventa y dos, debido a que Alois había sido ascendido, la familia se trasladó a Passau, urbe de Baviera fronteriza con Austria, donde Klara dio a luz en mil ochocientos noventa y cuatro a Edmund, su quinto hijo. En Passau la familia gozaba de una situación acomodada, y Klara contaba con la ayuda de una doncella y de la compañía de su hermana pequeña Johanna.


En mil ochocientos noventa y cuatro Alois fue trasladado nuevamente, esta vez a Linz, mas la familia continuó en Passau hasta el momento en que en el mes de febrero de mil ochocientos noventa y cinco adquirió una propiedad en la aldea de Hafeld, Fischlham, a 45 quilómetros de Linz. Dos meses después Klara se reunió con su marido y allá nació en mil ochocientos noventa y seis su última hija, Paula. Por último en el mes de noviembre de mil ochocientos noventa y ocho, tras instalarse unos meses en Lambach, Alois adquirió su última casa en Leonding, una localidad muy cercana a Linz.


El dos de febrero de mil ochocientos noventa y ocho murió de sarampión el hermano pequeño, Edmund, dejando a Adolf como el único descendiente masculino de Alois y Klara. Alois insistía en que Adolf se preparase para transformarse en funcionario y lo inscribió en la Realschule de Linz, si bien su desempeño fue bastante malo. Conforme exactamente el mismo Hitler ya entonces había expresado su pretensión de dedicarse al arte, lo que provocó una temporada de tensiones entre padre y también hijo que acabó cuando, el tres de enero de mil novecientos tres, Alois padeció un colapso y murió.


años finales (mil novecientos tres-mil novecientos siete)

El sepulcro de Alois y Klara Hitler en Leonding.

Aunque en un inicio Klara procuró que Adolf cumpliese los deseos de Alois, estaba considerablemente más presta a ceder frente a los caprichos del único hijo varón que le quedaba. Ante sus malas notas debió trasladar a Adolf a la Realschule de Steyr, donde debió alojarse debido a que estaba demasiado lejos de casa, a unos ochenta quilómetros. Por último, con la disculpa de una enfermedad, Adolf persuadió a su madre de que no podía proseguir estudiando. Para ese instante Klara había adquirido un cómodo piso en la Humboldtstrasse de Linz donde se mudó en el mes de junio de mil novecientos cinco con su hermana Johanna y con Adolf y Paula.


En la primavera de mil novecientos seis Klara le pagó un viaje a Viena a Adolf, que insistía en estudiar arte. Para el año siguiente y a pesar de la oposición de una parte de su familia contaba además de esto con la subvención de su tía Johanna en su intento de ingresar en la Academia de Hermosas Artes de Viena.


Ese mismo año Klara cayó gravemente enferma y hubo de ser operada de cáncer de pecho en el mes de enero de mil novecientos siete. Se encargó de su tratamiento el médico judío de la familia, el doctor Eduard Bloch, que comunicó a sus hijos que Klara tenía escasas probabilidades de subsistir. Adolf quedó muy perjudicado y se encargó de los gastos y de las resoluciones sobre el tratamiento, mas incluso de esta forma se fue a Viena en el mes de septiembre para presentarse al examen de ingreso en la Academia. A fines de octubre Bloch lo hizo llamar para informarle de que la situación de su madre era agobiada y, por último Klara murió en Linz el veintiuno de diciembre de mil novecientos siete.


Klara fue sepultada en Leonding al lado de su marido Alois. En el mes de marzo de dos mil doce el sepulcro, que era sitio de culto para ciertos conjuntos neonazis, fue desarticulada y su lápida retirada, según lo que parece por resolución de un descendiente del primer matrimonio de Alois Hitler.

El doctor Eduard Bloch en su consulta de Linz (mil novecientos treinta y ocho).

A pesar de que Hitler insinuó después que la muerte de su madre lo dejó prácticamente en la pobreza, la realidad es que la buena administración de Klara, la ayuda de su tía Johanna, la pensión de orfandad y, más tarde, la herencia paterna, si bien no le dieron seguridad económica sí lo dejaron en una situación por un momento desahogada.


Existen muchos testimonios que documentan el profundo cariño que Adolf Hitler sintió por su madre, quizás la única relación humana de esta clase en su vida.Trajo consigo sus fotografías y retratos hasta el final en el búnker de la Cancillería y, por servirnos de un ejemplo, el doctor Bloch afirmó de él que «el amor que sentía por su madre parecía ser su rasgo más destacado». Al fallecer Klara agregó que, en esas circunstancias, «nunca había visto a absolutamente nadie tan postrado por el dolor como Adolf Hitler», opinión confirmada tanto por los propios recuerdos de Hitler en Mein Kampf, como por su hermana Paula. Klara, una mujer benevolente y devota conforme Bloch, era una madre protectora, lo que contrastaba con el carácter déspota de Alois. Hitler recordaba después sus tundas y es muy posible que Alois extendiese el maltrato a su mujer. Siendo Alois asimismo bebedor, es posible que el rechazo de Hitler al alcohol se deba a esa experiencia.


Se ha especulado en ocasiones, con escaso fundamento, que la muerte de Klara a los cuidados de un médico judío podría haber sido una de las causas del antisemitismo de Hitler. Es poco probable en vista de las muestras de agradecimiento que, como postales y cuadros pintados por él mismo, Bloch asegura haber recibido de Hitler. años después, tras el Anschluss, recurrió a Hitler para conseguir un trato conveniente, merced al como logró emigrar a USA. El doctor Bloch murió en mil novecientos cuarenta y cinco en la ciudad de Nueva York.


COMPARTE EN TU RED SOCIAL PREFERIDA:

mujeres del mundo


  ELIGE TU TEMA DE INTERÉS: 


autoayuda.es

 Las Mujeres del Mundo 

autoayuda.es   BUSCADOR FEMENINO    

 

USUARIOS:

Hay 112 invitados y ningún miembro en línea

mujeres del mundo

mujeres del mundo

mujeres del mundo

 

mujeres del mundo

Está aquí: Inicio > [ MUJERES del MUNDO ] > ıllı Klara Hitler wiki: biografia, edad, pelicula y libro

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Ver políticas