ıllı El Portal de las Mujeres del Siglo XXI (2018)

SALUD, BELLEZA, MATERNIDAD, TRABAJO, POLÍTICA, CIENCIA, ARTE, MODA Y ACTUALIDAD FEMENINA

 !Selecciona tu Idioma!

ıllı Directorio Internacional de Mujeres del Mundo:

ıllı Histeria femenina wiki: biografia, edad, pelicula y libro

COMPARTE EN TU RED SOCIAL PREFERIDA:

mujeres del mundo

salud  ıllı Histeria femenina wiki: biografia, edad, pelicula y libro 


wikiLavaje vaginal con agua como tratamiento para la histeria. Cerca de mil ochocientos sesenta.

La histeria femenina era una enfermedad diagnosticada en la medicina occidental hasta mediados del siglo XIX. En la era victoriana fue el diagnóstico frecuente de un extenso abanico de síntomas, que incluían desfallecimientos, insomnio, retención de fluidos, pesadez abdominal, espasmos musculares, respiración entrecortada, irritabilidad, fuertes cefaleas, pérdida de hambre y «tendencia a ocasionar problemas».


Las pacientes diagnosticadas con histeria femenina debían percibir un tratamiento conocido como «masaje pélvico», estimulación manual de los genitales de la mujer por el doctor hasta llegar al clímax que, en el contexto de la temporada, se llamaba «paroxismo histérico», al estimar el deseo sexual reprimido de las mujeres una enfermedad. Otra forma frecuente de tratarla era el lavaje vaginal.


Gracias a esta enfermedad, Sigmund Freud comenzó a comprender que había algo más que la conciencia, o sea, empezó a descubrir la existencia del inconsciente. Freud acabó por aseverar que lo que se conocía como histeria femenina era provocado por un hecho traumático que había sido reprimido en el inconsciente, mas proseguía brotando en forma de ataques que carecían de explicación. Fue el principio de lo que el día de hoy conocemos como psicoanálisis.


La historia de la histeria se remonta a la antigüedad. Fue descrita tanto por el pensador Platón como por el médico Hipócrates y se halla recogida ya antes en papiros egipcios. Un mito de la vieja Grecia narra que el útero merodea por el cuerpo de la mujer, ocasionando enfermedades a la víctima cuando llega al pecho. Esta teoría da cuenta al origen del nombre, puesto que la raíz procede de la palabra griega para útero, hystera.


Galeno, esencial médico del siglo II, escribió que la histeria era una enfermedad ocasionada por la privación sexual en mujeres particularmente pasionales. La histeria se diagnosticó a menudo en vírgenes, monjas, viudas y, a veces, mujeres casadas. La prescripción en la medicina medieval y renacentista era el coito si estaba casada, el matrimonio si estaba soltera y el masaje de una comadre como último recurso.

Anuncio de mil novecientos diez.

Un médico de mil ochocientos cincuenta y nueve aseguraba que una de cada cuatro mujeres estaba aquejada de histeria, lo que resulta razonable, teniendo presente que el médico reunió setenta y cinco páginas de posibles síntomas y afirmó que la lista no estaba completa; prácticamente cualquier enfermedad leve podía valer para diagnosticar histeria. Los médicos creían que la tensión de la vida moderna hacía a las mujeres más susceptibles a desórdenes inquietos. En los U.S.A. semejantes desórdenes de las mujeres confirmaron que estaban a la par con Europa; un médico estadounidense expresó su alegría por el hecho de que el país estaba «alcanzando» a Europa en la prevalencia de la histeria.


Rachael P. Maines, autor de The Technology of Orgasm: Hysteria, the Vibrator, and Women's Sexual Satisfaction, ha observado que estos casos eran muy provechosos para los médicos, puesto que no había ningún peligro de que la paciente muriese mas precisaba tratamiento incesante. El único inconveniente era que los médicos no gozaban con la aburrida labor del masaje. La técnica era bastante difícil de dominar para un médico y podía tomar horas llegar al «paroxismo histérico». Derivarlas a las matronas, una práctica por otro lado frecuente, era una pérdida de ocasiones de negocio para el médico.


Una solución fue la invención de los aparatos para otorgar masajes, lo que suprimía la necesidad de recurrir a una matrona. A fines del siglo XVIII en Bath se vendían dispositivos de hidroterapia y a mediados del siglo XIX eran un accesorio popular en los complejos de balnearios de gran lujo de Europa y los U.S.A..

Un anuncio de mil novecientos dieciocho de Sears, Roebuck and Co. con muchos modelos de vibradores.

Desde mil ochocientos setenta los médicos dispusieron del primer vibrador mecánico y en mil ochocientos setenta y tres se empleó el primer vibrador electromecánico en un asilo de Francia.


Aunque los médicos de la temporada reconocían que el desorden procedía de la insatisfacción sexual, parecían reticentes a aceptar el propósito sexual de los dispositivos empleados para tratarlo. En verdad, la introducción del espejo fue considerablemente más discutida que la del vibrador, probablemente debido a su naturaleza más fálica.


A finales del siglo XIX, la difusión de la electricidad en el hogar facilitó la llegada del vibrador al mercado de consumo. El atrayente de un tratamiento más económico en la amedrentad del propio hogar hizo que el vibrador alcanzase una cierta popularidad. En verdad, el vibrador eléctrico llegó al mercado mucho ya antes que otros dispositivos «esenciales»: 9 años ya antes que el aspirador y diez años ya antes que la plancha eléctrica. Una página del cátalogo de la compañía internacional Sears, Roebuck and Company de electrodomésticos de mil novecientos dieciocho incluye un anuncio para un vibrador portátil con accesorios, descrito como «muy útil y satisfactorio para el empleo casero».


Teorías sobre la histeria victoriana


Se ha dicho que uno de los temas mayores del siglo XIX fue el enfrentamiento entre el sexo como reproducción y como satisfacción. Si bien el icono que da nombre al periodo, la reina Victoria, tuvo una familia abundante, la tasa de fertilidad degeneró con el trascurso del siglo. Conforme reducía, la función reproductora del sexo perdió algo de su preponderancia. Los escritos médicos y matrimoniales de la temporada encomiaban a la mujer desapasionada y la apuntaban como modelo. La mujer «ideal» solo tendría sexo para reproducirse, puesto que no le reportaría ningún otro beneficio. Este «ideal» influyó en la estructura social de muchas formas, dando una base para los razonamientos contra los anticonceptivos. No obstante, al tiempo resultó en la insatisfacción sexual de muchas mujeres, lo que impulsó la demanda creciente de tratamientos contra la histeria.

Número de tesis siquiátricas sobre la histeria en Francia.

A lo largo de los primeros años del siglo veinte, dacayó el número de diagnósticos de histeria femenina. Existen muchas razones que explican este declive; muchos escritores del campo médico aseguran que se debe a que el pueblo comenzó a comprender mejor la sicología de los trastornos de conversión.


También se ha argumentado que todo cuanto cambió fue la consideración de los médicos. Con tantos síntomas posibles, la histeria era un diagnóstico donde caía cualquier estado que no se podía identificar de forma fácil. La historia está en favor de la teoría que asevera que fueron Sigmund Freud y Jean-Martin Charcot los que favorecieron que desapareciese la histeria como enfermedad al ahondar en el estudio de la psique. Conforme las técnicas de diagnóstico mejoraban, el número de casos menguó hasta el momento en que no quedó ninguno.


COMPARTE EN TU RED SOCIAL PREFERIDA:

mujeres del mundo


  ELIGE TU TEMA DE INTERÉS: 


autoayuda.es

 Las Mujeres del Mundo 

autoayuda.es   BUSCADOR FEMENINO    

 

USUARIOS:

Hay 267 invitados y ningún miembro en línea

mujeres del mundo

mujeres del mundo

mujeres del mundo

 

mujeres del mundo

Está aquí: Inicio > [ MUJERES del MUNDO ] > ıllı Histeria femenina wiki: biografia, edad, pelicula y libro

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Ver políticas