ıllı El Portal de las Mujeres del Siglo XXI (2018)

SALUD, BELLEZA, MATERNIDAD, TRABAJO, POLÍTICA, CIENCIA, ARTE, MODA Y ACTUALIDAD FEMENINA

 !Selecciona tu Idioma!

ıllı Directorio Internacional de Mujeres del Mundo:

ıllı Germana de Foix wiki: biografia, edad, pelicula y libro

COMPARTE EN TU RED SOCIAL PREFERIDA:

mujeres del mundo

salud  ıllı Germana de Foix wiki: biografia, edad, pelicula y libro 


El diecinueve de octubre de mil quinientos cinco, a los dieciocho años de edad, se casó por poderes con Fernando II de Aragón, de cincuenta y tres años, viudo de Isabel la Católica desde hacía prácticamente un año, a través del II Tratado de Blois, celebrándose las velaciones de tal matrimonio en la localidad palentina de Dueñas el dieciocho de marzo de mil quinientos seis en el palacio de los condes de Buendía, propiedad de su primo Juan de Acuña, III conde de Buendía.


La boda se festejó en cumplimiento de los pactos de paz firmados entre Luis XII de Francia y Fernando el Católico en el Tratado de Blois. En los acuerdos, el rey de Francia cedió a su sobrina los derechos dinásticos del Reino de Nápoles y le concedió el título de rey de Jerusalén, derechos que regresarían a Francia en el caso de que el matrimonio no tuviera descendencia. A cambio de lo que el Rey Católico se comprometió a nombrar heredero al posible hijo del matrimonio. El matrimonio levantó las iras de los nobles de Castilla, en tanto que lo vieron como una maniobra de Fernando el Católico para impedir que Felipe el Precioso y Juana heredaran la Corona de Aragón.


El tres de mayo de mil quinientos nueve nace en Valladolid el único hijo de la pareja, Juan de Aragón y Foix, lo que suponía la separación de los reinos de Castilla y Aragón, mas murió a las pocas horas de nacer.


El veintitres de enero de mil quinientos dieciseis muere su esposo, Fernando el Católico, tras un par de años con problemas médicos, por tomar, conforme se afirmaba, unas yerbas con la esperanza de conseguir sucesión de Germana. Fernando dejó en testamento a Germana unas rentas anuales de más de cincuenta florines, un usufructo de viudedad que quedaría cancelado en el caso de casarse. En la última carta a su nieto Carlos, Fernando el Católico le confía que no abandone a su viuda, «pues no le queda, tras Dios, otro antídoto sino más bien solo vos...» y le encarece que le sean satisfechas las rentas que le habían sido asignadas. Al enviudar, Germana se traslada a Castilla.


A su llegada a España en mil quinientos diecisiete, Carlos I, con diecisiete años, conoció a su abuelastra, Germana de Foix, de veintinueve años, una mujer prudente y afable que todavía no sufría los inconvenientes de obesidad que tuvo después. En la primera entrevista mantenida con la viuda en Valladolid se mostró muy amable con ella y empezó a organizar campeonatos y banquetes en su honor. Pronto brotó entre los 2 una apasionada relación cariñosa, conforme Fernández Álvarez, de la que nació una hija, Isabel, y si bien jamás fue reconocida oficialmente, Germana de Foix se refiere a ella en su testamento como la «infanta Isabel» —título que no le podía corresponder— y a su padre como «el emperador». La pequeña radicó y fue educada en la Corte de Castilla.


En mil quinientos diecinueve Germana de Foix, acompaña a Carlos I de España y a la hermana de este, Leonor, a Zaragoza y Barna para festejar Cortes y ser jurado como rey. Allá se decidió, para lavar la imagen del futuro emperador frente a la opinión pública, el casamiento de Germana de Foix con Juan de Brandenburgo-Ansbach, del séquito personal de Carlos I, poniendo de este modo fin a los amores con su abuelastra. Carlos I la nombró virreina y gobernante general de Valencia y al marqués de Brandeburgo, capitán general del reino.


Pero Germana quedó pronto viuda y el emperador ordenó un nuevo matrimonio con Fernando de Aragón, duque de Calabria. Carlos I nombró al matrimonio virreyes y gobernantes generales de Valencia, lugar desde el que ejercitaron un gobierno déspota y represor. Tuvieron que hacer frente al bandidaje y las luchas internas, a la piratería ejercida desde el norte de África, al endeudamiento de los nobles y a la rebelión de los moros. A lo largo de su orden impulsó una fiero prosecución contra los agermanados, cuyos recursos fueron decomisados, y emprendió un proceso de refeudalización. Contó con la ayuda de los nobles para esta causa, que luchaban contra el envío de un memorial con reivindicaciones antinobiliarias por la parte de la llamada Junta de los 13.


Germana de Foix murió en Liria, a los cuarenta y ocho años de edad. Seguramente la causa fue una hidropesía debido a su sobrepeso. Fue amortajada con un vestido de tisú de oro y con la cabeza apoyada en un almohadón envuelto de armiño.


En una masía del término municipal de Liria, llamada «el Espinar», y que fue propiedad de los jerónimos, se conserva la reproducción precisa de la lápida original que recoge el fallecimiento y el traslado de los restos mortales de Germana de Foix, en ella reza: «En este histórico monasterio a la sazón de los frailes Jerónimos murió quince de octubre de mil quinientos treinta y seis siendo Reina Gobernadora de Valencia Germana de Foix esposa que fue del rey D. Fernando el Católico Marquesa de Brandemburgo y Duquesa de Calabria. 100 clérigos con antorchas acompañaron sus restos mortales hasta Valencia, donde descansan en el Monasterio de S. Miguel de los Reyes. In memoria scripsit (Crónica del Reino de Valencia) (Viciana)».


El testamento lo hizo juntamente con su esposo, y en él se dejaban los recursos uno a otro en vida, mas a la muerte de los dos debían pasar a la Orden de los Jerónimos. Para cumplir la voluntad de su esposa, el duque de Calabria fomentó la construcción del monasterio de San Miguel de los Reyes, en Valencia, cuyas obras empezaron en mil quinientos cuarenta y ocho y se extendieron a lo largo de los siglos XVII y XVIII.


“Ittem, llegamos(legamos) y dexamos(dejamos) aquel hilo de perlas gruessas de nuestra persona, que es el mejor que tenemos, en el qual uy (hay) ciento y treynta y 3 perlas, a la Serenissima doña Ysabel, Ynfanta de Castilla, hija de la Maj.del Emperador, mi señor y también hijo, y esto por el sobrado amor que tenemos a su alteza”


La gran incógnita era saber quién era Isabel de Castilla y porqué Germana le dejaba en su testamento una joya tan valiosa. En el texto podemos observar que la propia Germana trata a Isabel de alteza y como hija de la majestad del emperador, refiriéndose a Carlos V.


El duque de Calabria, último esposo de Germana, escribió a la emperatriz Isabel 4 días tras la muerte de Germana: “Con esta va a ir la copia del dicho testamento auctenticada, por el hecho de que por ella vea V.Mag. el legado de las perlas que dexa a la serma. infanta, doña Ysabel, su hija. V. Magd. Mandara screuirme si es servida que se le embien con hombre propio, o bien si va a ser servida embiar por ellas, o bien lo que más fuere de su servicio”


Lo que podemos inferir, tanto del testamento de Germana de Foix como de la carta que el duque de Calabria manda a Isabel, es que esta última era hija de Carlos V, un enorme secreto que escondía al haber tenido una hija con su abuelastra Germana. Incomprensiblemente, en tanto que no se conocen los motivos, la infanta Isabel murió al poco de acceder Carlos V al trono.


COMPARTE EN TU RED SOCIAL PREFERIDA:

mujeres del mundo


  ELIGE TU TEMA DE INTERÉS: 


autoayuda.es

 Las Mujeres del Mundo 

autoayuda.es   BUSCADOR FEMENINO    

 

USUARIOS:

Hay 86 invitados y ningún miembro en línea

mujeres del mundo

mujeres del mundo

mujeres del mundo

 

mujeres del mundo

Está aquí: Inicio > [ MUJERES del MUNDO ] > ıllı Germana de Foix wiki: biografia, edad, pelicula y libro

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Ver políticas