ıllı El Portal de las Mujeres del Siglo XXI (2018)

SALUD, BELLEZA, MATERNIDAD, TRABAJO, POLÍTICA, CIENCIA, ARTE, MODA Y ACTUALIDAD FEMENINA

 !Selecciona tu Idioma!

ıllı Directorio Internacional de Mujeres del Mundo:

ıllı Francisca Zubiaga y Bernales wiki: biografia, edad, pelicula y libro

COMPARTE EN TU RED SOCIAL PREFERIDA:

mujeres del mundo

salud  ıllı Francisca Zubiaga y Bernales wiki: biografia, edad, pelicula y libro 


Nació en la aldea de Huacarpay o bien Anchibamba, en el presente distrito de Lucre del departamento del Cuzco. Fue hija del contador de España de origen vizcaíno, Antonio de Zubiaga, y de la dama cusqueña Antonia Bernales. Desde temprana edad sintió vocación religiosa, con lo que sus progenitores autorizaron su ingreso a un convento (mil ochocientos quince), mas extremó las penitencias hasta caer enferma, con lo que debió regresar al hogar (mil ochocientos veinte).


En medio de la efervescencia de la guerra emancipadora, su padre decidió regresar a España, dejándola a ella y a sus hermanas en el Monasterio de la Encarnación. En esas circunstancias, se vinculó sentimentalmente con el prefecto del Cusco, general Agustín Gamarra, con quién se casó en Zurite en mil ochocientos veinticinco. Diríase que, aparte del amor, fue movida por el atrayente del poder. Cuando el Libertador Simón Bolívar llegó a la urbe el veinticinco de junio de mil ochocientos veinticinco, doña Francisca fue la responsable de ajustar en las sienes del Libertador una corona de oro, mas mismo decidió que fuera la que llevase la corona.


En una carta de septiembre de mil ochocientos veintiocho del general Antonio José de Sucre a Bolívar, se lee lo siguiente:


Ganó fama de mujer valiente al acompañar a su marido en la expedición a Bolivia de mil ochocientos veintiocho. La tradición cuenta que iba montada a caballo, armada y luciendo traje militar, y que misma dirigió la toma del pueblo de Paria y asistió a las conferencias que su esposo mantuvo con jefes bolivianos. Cuando Gamarra llegó a la presidencia en mil ochocientos veintinueve, tuvo entonces la ocasión de gozar del poder a totalidad, siendo llamada “la presidenta”. Asimismo era llamada “La Mariscala”, en tanto que su esposo fue ungido con el rango de Mariscal, apodo que se conservaría.


En mil ochocientos treinta y uno, después de que Gamarra partiese al sur con el objetivo de encarar un intento de enfrentamiento con Bolivia, quedó como encargado del mando el vicepresidente Antonio Gutiérrez de La Fuente. La Mariscala acusó a este personaje de conspirar contra su esposo y encabezó una asonada en contra suya. Ella dirigió a las tropas que persiguieron a La Fuente por las azoteas del vecindario de la ciudad de Lima, hasta el momento en que el fugitivo encontró cobijo en un navío extranjero anclado en el Callao. No obstante, diríase que la auténtica causa del derrocamiento de La Fuente fue que este había dado una medida liberalizadora del comercio de harinas, que afectaba los intereses de tipo económico de doña Francisca. Sea como fuera, este episodio basó todavía más la historia legendaria de La Mariscala.


Cuenta el viajante estadounidense Ruschenberger (mil ochocientos treinta y dos) que "la presidente, como es llamada (...), dispara la pistola con gran precisión en el tiro, maneja la espada con mucha agilidad y es un peligroso y también intrépido caballista". Se hizo fama de mujer soberbia y también intolerante, tras ordenar que un piquete de soldados apalease al editor de El telégrafo de la ciudad de Lima, Juan Calorio, conocido opositor, el veintiseis de noviembre de mil ochocientos treinta y dos. Como atestigua el cronista viajante francés conde de Sartiges (mil ochocientos treinta y tres), la propia Mariscala se ocupó de golpear, a lo largo de un jaleo en Palacio de Gobierno, a un oficial edecán que se vanagloriaba de haber justo sus favores.


A fines de mil ochocientos treinta y tres, Gamarra procuró imponer a toda costa como su sucesor al general Pedro Pablo Bermúdez y incitó a sus partidarios a hostilizar al nuevo presidente provisorio escogido por la Convención Nacional, el general Luis José de Orbegoso y Moncada. Siguiendo las directivas de Gamarra, Bermúdez se autoproclamó en la ciudad de Lima Jefe Supremo el cuatro de enero de mil ochocientos treinta y cuatro, al tiempo que Orbegoso se refugiaba en la Fortaleza del Real Felipe del Callao. Los gamarristas procuraron sin éxito tomar dicha fortaleza, al tiempo que en la ciudad de Lima el pueblo organizado en milicias encaraba a los golpistas, en las recordables jornadas civiles del veintiocho al veintinueve de enero. Providencialmente, Bermúdez, asediado en Palacio de Gobierno, fue salvado por la llegada de tropas procedentes del Callao a cargo de La Mariscala, que salvaron al caudillo y lo condujeron cara la sierra. Diríase que esta vez, La Mariscala recorrió impávida las calles de la ciudad de Lima, montada a caballo y cubierta con una capa azul y con bordados de oro, disparando y también alentando a sus hombres a no cejar en la lucha.


La guerra civil acabó con el abrazo de Maquinhuayo. En Arequipa, los gamarristas debieron hacer en frente de una revuelta militar en favor de Orbegoso, cuyo cruento resultado excitó la ira popular. Gamarra pudo huir a Bolivia, al tiempo que doña Francisca, disfrazada de clérigo, consiguió escapar de la furia del populacho saltando desde la azotea de su casa hasta un patio vecino. Entonces se embarcó en Islay (puerto de la costa arequipeña), a bordo de un navío inglés, que enrumbó al Callao.


Perdido el poder de otrora, camino al exilio, conoció en el mes de junio de mil ochocientos treinta y cuatro, en el Callao, a la escritora Vegetación Tristán, quien recordó el encuentro en sus Peregrinaciones de una paria (mil ochocientos treinta y ocho). Allá trazó el próximo retrato de La Mariscala:


Del Callao, La Mariscala viajó a Valparaíso, donde murió pobre y enferma de tuberculosis, el ocho de mayo de mil ochocientos treinta y cinco. Ya antes de fallecer dispuso que se le extrajera su corazón para enviárselo a su esposo.


La fama de La Mariscala pervivió en la imaginación de las generaciones siguientes. Abraham Valdelomar escribió su biografía (La mariscala, mil novecientos catorce) y, en cooperación con José Carlos Mariátegui, una obra de teatro de tipo costumbrista (La mariscala, mil novecientos dieciseis). Asimismo fue motivo de una opereta de César Miró y Luis Pacheco de Céspedes ("La Mariscala", mil novecientos cuarenta y dos); y de una biografía novelada de Carlos Neuhaus (Pancha Gamarra, La Mariscala, mil novecientos sesenta y siete).


COMPARTE EN TU RED SOCIAL PREFERIDA:

mujeres del mundo


  ELIGE TU TEMA DE INTERÉS: 


autoayuda.es

 Las Mujeres del Mundo 

autoayuda.es   BUSCADOR FEMENINO    

 

USUARIOS:

Hay 176 invitados y ningún miembro en línea

mujeres del mundo

mujeres del mundo

mujeres del mundo

 

mujeres del mundo

Está aquí: Inicio > [ MUJERES del MUNDO ] > ıllı Francisca Zubiaga y Bernales wiki: biografia, edad, pelicula y libro

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Ver políticas