ıllı El Portal de las Mujeres del Siglo XXI (2018)

SALUD, BELLEZA, MATERNIDAD, TRABAJO, POLÍTICA, CIENCIA, ARTE, MODA Y ACTUALIDAD FEMENINA

 !Selecciona tu Idioma!

ıllı Directorio Internacional de Mujeres del Mundo:

ıllı Elena de Baviera wiki: biografia, edad, pelicula y libro

COMPARTE EN TU RED SOCIAL PREFERIDA:

mujeres del mundo

salud  ıllı Elena de Baviera wiki: biografia, edad, pelicula y libro 


Infancia y matrimonio frustrado


Elena fue la tercera hija de Maximiliano y Ludovica, duques en Baviera. Fue la hermana mayor de la emperatriz de Austria, Isabel de Baviera, de María Sofía, reina de las 2 Sicilias, y de Sofía Carlota, duquesa de Alençon.Como sus hermanos, Elena medró en un entorno de gran libertad y en la mitad de una naturaleza salvaje, en el palacio familiar de Possenhofen. Allá acostumbraba a acompañar a su padre y a su hermana Isabel en sus excursiones a las montañas y a sus paseos por los bosques.Elena en contraste a Isabel, era pero bien conservadora, seria y retraída, y cultivaba un perfil bajo, muy dada a la reflexión profunda, era poseedora de una buena figura y una belleza serena; mas era opacada por su hermana menor quien en contraste a Elena se esforzaba por su físico.Al contrario que su familia, Elena era católica practicante, del mismo modo iba muy frecuentemente a centros de salud, mientras que se ocupaba de otras obras de caridad.


En la busca de un buen partido para desposar a su hijo Francisco José, su tía, la archiduquesa Sofía de Baviera se fijó en la seria y humilde Elena, si bien censurando la educación poco aristocrática que su hermana había dado a sus hijos. Con lo que para poder ver a su hija en el trono imperial, la duquesa Ludovica se preocupó de enseñarle el francés (idioma oficial en las cortes europeas), como el difícil ritual cortesano de España.Ambas madres acordaron reunirse en Bad Ischl con los 2 jóvenes, que solo se habían visto en una ocasión en Innsbruck. Para la ocasión, Ludovica se hizo acompañar asimismo por otra de sus hijas, Isabel, la que embelesó a Francisco José con su encanto, conque decidió casarse con ella a pesar de las críticas de Sofía. En la cena por el aniversario de Francisco José, se sentó a Isabel al lado de este, postergando a Elena a un puesto secundario en la mesa; y a lo largo del baile, volvió a obsequiar a la que sería su prometida dedicándole el cotillón, pese a que estaba previsto que lo bailara con Elena. Al día después solicitó la mano de Isabel a su tía. Decepcionada y afligida, Elena se sentía rechazada por el uno y traicionada por la otra.


Matrimonio y descendencia


Cumplidos los veintidos años, Elena era considerada una solterona y la esperanza de localizar un buen partido se diluía con el tiempo. Así, su madre se dispuso a buscar un marido para su hija antes que fuera tarde. En su busca halló al Príncipe Heredero Maximiliano de Thurn und Taxis, proveniente de una esencial familia del Imperio que había hecho su fortuna merced al monopolio del sistema de postas que le había concedido el emperador Maximiliano I. Con el consentimiento de los progenitores de él, que vieron de esta forma la ocasión de emparentarse con el emperador, Ludovica le invitó a Possenhofen a fin de que conociese a su hija, y esta vez triunfó en su plan, acordándose el matrimonio de los jóvenes.


Sin embargo, el rey Maximiliano II de Baviera, tío materno de Elena, discrepaba en lo que se refiere a la principesca Casa de Thurn und Taxis que, si bien rica y de viejo estirpe, no tenía ni la realeza ni el poder de los Wittelsbach, dinastía de la que descendían los progenitores de Elena, si bien en una línea colateral. Incluso de esta forma, Isabel, que se sentía en deuda con su hermana, intercedió a favor del matrimonio y gracias a ella llegó el permiso real, acordándose que Elena proseguiría sosteniendo tras su matrimonio el rango de Duquesa en Baviera juntamente con el tratamiento de Alteza Serenísima y el título de Princesa Heredera de Thurn und Taxis. La boda se festejó en Possenhofen el veinticuatro de agosto de mil ochocientos cincuenta y ocho. El veintidos de diciembre, los esposos entraban en Ratisbona acogidos por un caluroso recibimiento popular.


Lo es cierto que para entonces la relación entre Isabel y Elena hacía tiempo que se había sosegado, en tanto que las dos se querían mucho y eran confidentes; la cuestión es que la emperatriz tenía en Elena una leal amiga en la que desahogar sus angustias en la corte de Viena y los enfrentamientos con su suegra. Siempre y en todo momento charlaban entre ellas en inglés, una lengua ininteligible para la mayor parte. Asimismo asistió, así como su madre, a Corfú, donde Isabel se había asilado frente a la ahogante situación que vivía en Viena. El consejo dado por Elena era siempre y en toda circunstancia el mismo: llegar a un pacto y tener paciencia con la tía Sofía.


El matrimonio logró ser feliz, puesto que pese a que Maximiliano no era guapo, sí era un joven inteligente que supo querer las virtudes de Elena. Los dos hallaron rasgos comunes, como las obras de caridad, que efectuaban de manera conjunta. Tuvieron 4 hijos:


Viudez, insensatez, fallecimiento y entierro


Pero la dicha conyugal no duró mucho y al poco medraron las preocupaciones por el estado de salud de Maximiliano, que había engordado y avejentado en demasía. Cuando los médicos hallaron el diagnóstico ya era demasiado tarde, puesto que se trataba de una grave nosología inquieta que no supieron sanar ni los mejores especialistas llegados a Ratisbona para tratarlo. Moría poco después a los treinta y seis años sin haber descuidado su condición de Príncipe Heredero.Elena se desesperó por el dolor y, a pesar de ello, asistió a la misa festejada ante el sepulcro de su marido. Pasó bastante tiempo hasta el momento en que recuperó la serenidad.Compró el castillo de Tuntzig, a riberas del lago de Starnberg, para estar cerca de su familia, mas una serie de acontencimientos la forzó a hacerse con las bridas de la herencia de sus hijos, puesto que su suegro terminaba de fallecer y, tras la unificación alemana, Bismarck había privado a los Thurn und Taxis del monopolio del servicio postal que reportaba una gran parte de los ingresos de la familia.Al fallecer su suegro, el cargo de cabeza de familia pasó a su hijo Maximiliano cuando este llegó a los veintiuno años, transformándose en el VII Príncipe de Thurn und Taxis. Mas su precario estado de salud favoreció que muriera adelantadamente, siendo sucedido por su hermano menor, Alberto, que no se encargó del principado hasta un par de años después, cuando cumplió la mayor parte de edad.Su hija Isabel la hizo abuela por vez primera, mas el parto dañó con seriedad la salud de la princesa que murió al poco, a los veintiuno años. Elena procuró reposo, mas pasado un tiempo, en el que murió asimismo su hijo Maximiliano, la desesperación se convirtió en insensatez y en un deseo de separarse del resto del planeta.No obstante, el joven Alberto daba la impresión a su madre de ser un buen príncipe, con lo que recuperó mayor serenidad si bien nunca llegó a recobrarse de la muerte de su marido y también hijos.Hacia el final de su vida, Elena enfermó gravemente por una inflamación de la garganta que le impedía comer. Las fuerzas la abandonaron al paso que tenía fiebres altas y desvaríos. Su hermana, la emperatriz Isabel, continuó junto a ella hasta el fin. El entierro se festejó en un tiempo de gran dolor por los habitantes de Ratisbona, siendo enterrada en la cripta de la familia Thurn und Taxis en la Abadía de San Emerano.


COMPARTE EN TU RED SOCIAL PREFERIDA:

mujeres del mundo


  ELIGE TU TEMA DE INTERÉS: 


autoayuda.es

 Las Mujeres del Mundo 

autoayuda.es   BUSCADOR FEMENINO    

 

USUARIOS:

Hay 209 invitados y ningún miembro en línea

mujeres del mundo

mujeres del mundo

mujeres del mundo

 

mujeres del mundo

Está aquí: Inicio > [ MUJERES del MUNDO ] > ıllı Elena de Baviera wiki: biografia, edad, pelicula y libro

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Ver políticas